Lo que dice el informe Mueller sobre los contactos rusos

Por Eugene Kiely
Publicado el 18 de abril de 2019 en factcheck.org

Después de las elecciones de 2016, se le preguntó al vicepresidente electo Mike Pence si “hubo algún contacto entre [Donald] Trump y sus asociados y el Kremlin o los recortes que tuvieron”. Pence respondió: "Por supuesto que no. ¿Por qué habría contactos entre la campaña?

Por supuesto, hubo contactos.

A lo largo de la investigación federal sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, las presentaciones judiciales y las organizaciones de noticias revelaron numerosos casos de contactos de campaña con rusos que no se conocieron públicamente hasta después de la elección. Los informes de estos contactos alimentaron la investigación federal, incluso cuando el presidente la rechazó como un “engaño” y una “caza de brujas”.

Un informe redactado por la oficina del abogado especial Robert Mueller y publicado el 18 de abril por el fiscal general William Barr dijo que había "múltiples contactos, ‘enlaces’, en las palabras de la Orden de nombramiento - entre los funcionarios de la Campaña Trump y las personas con vínculos con el gobierno ruso. “Pero” la investigación no estableció tal coordinación “entre la campaña y Rusia”.

“En resumen, la investigación estableció múltiples vínculos entre los funcionarios de la Campaña Trump y los individuos vinculados al gobierno ruso. Esos enlaces incluyeron ofertas de asistencia de Rusia a la Campaña. “En algunos casos, la Campaña fue receptiva a la oferta, mientras que en otros casos los funcionarios de la Campaña se rehusaron”, dijo el informe de Mueller. “En última instancia, la investigación no estableció que la Campaña coordinó o conspiró con el gobierno ruso en sus actividades de interferencia electoral”.

Aquí observamos los contactos que los asociados de Trump tuvieron con los rusos, de acuerdo con el informe de Mueller y otras fuentes gubernamentales que citamos en nuestra línea de tiempo. Los eventos, en su mayor parte, siguen en orden cronológico.

Torre Trump en Moscú

La Organización Trump persiguió activamente un proyecto de bienes raíces en Moscú durante la campaña presidencial de 2016, pero el público no se enteró hasta que el Washington Post publicó la noticia el 27 de agosto de 2017, aproximadamente siete meses después de la presidencia de Trump.

Trump firmó una carta de intención con un desarrollador con sede en Moscú, I.C. Expert Investment Co., el 28 de octubre de 2015. Michael Cohen, abogado principal de Trump Organization, y Felix Sater, un socio comercial de Trump, lideraron las negociaciones de la Organización Trump con funcionarios rusos hasta al menos junio de 2016. Durante ese tiempo, Sater repetidamente buscó a Cohen y Trump para visitar Rusia y discutir los planes para una Torre Trump en Moscú.

El 27 de febrero, Cohen le dijo al comité de supervisión de la Cámara de Representantes que Trump “supo y dirigió las negociaciones de Trump Moscú durante toda la campaña y mintió al respecto”.

Específicamente, Cohen afirmó que se lo alentó a mentir en una declaración en 2017, cuando dijo a dos comités del Congreso que la búsqueda de la compañía del proyecto de Moscú terminó en enero de 2016 antes de “el comité de Iowa y … la primera primaria”. Como dijo en su declaración de culpabilidad, la Organización Trump continuó las negociaciones en junio de 2016, un mes antes de que Trump fuera nominado en la Convención Nacional Republicana.

El informe de Mueller, citando las declaraciones de Cohen a los investigadores, dijo que Cohen y el abogado personal del presidente estaban en contacto “casi a diario” durante la redacción de la declaración al Congreso.

"Mientras trabajaba en la declaración del Congreso, Cohen sostuvo extensas discusiones con el consejo personal del Presidente, quien, según Cohen, dijo que Cohen no debería contradecir al Presidente y debería mantener la declaración breve y “firme”, dice el informe. "Cohen recordó que el consejo personal del presidente dijo que "su cliente “apreciaba a Cohen, que Cohen debía mantenerse alerta y no contradecir al presidente, que no era necesario enturbiar el agua y que era hora de seguir adelante. Cohen dijo que estaba de acuerdo porque era lo que se esperaba que hiciera”.

Oportunidades de Trump para viajar a Rusia

Felix Sater, quien estaba trabajando con Cohen en el proyecto de Moscú, hizo numerosos intentos para que Cohen y Trump visitaran Moscú y se reunieran con el presidente ruso, Vladimir Putin. En mayo de 2016, Sater envió un correo electrónico a Cohen sobre la organización de Cohen y Trump para visitar Rusia.

“Tuve una charla con Moscú. ASUMIENDO que el viaje sucediera, la pregunta es antes o después de la convención … Obviamente, el viaje previo a la reunión (usted solo) puede ocurrir en cualquier momento que quiera, pero los 2 grandes individuos en los que [sic] la pregunta. Dije que lo confirmaría y volvería ”. En respuesta, Cohen escribió: “Mi viaje antes de Cleveland. [Trump] una vez que se convierta en el candidato después de la convención”. (La existencia de este correo electrónico se reveló en una información criminal presentada contra Cohen en la corte federal el 29 de noviembre de 2018, como parte del acuerdo de culpabilidad de Cohen. Trump se identifica en el información como individuo 1 y Sater como individuo 2)

Sater invitó a Cohen a asistir al Foro Económico Internacional de San Petersburgo, y Cohen aceptó al principio, pero luego se retiró en junio. Ni Trump ni Cohen fueron al foro económico.

Además de Sater, George Papadopoulos, un asesor de política exterior de la campaña de Trump, le envió un correo electrónico a Paul Manafort, entonces gerente de la convención de la campaña, el 21 de mayo de 2016, para decir: "Rusia ha estado ansiosa por conocer al Sr. Trump durante bastante tiempo y ha estado contactándome para discutir”. Manafort reenvió el correo electrónico a otro funcionario de la campaña con una nota que decía: “Necesitamos que alguien nos comunique que DT no está haciendo estos viajes”, como se documenta en el acuerdo de culpabilidad entre Papadopoulos y el gobierno.

Otros rusos intentaron que Trump visitara Rusia durante la campaña, pero también fueron rechazados, según el informe de Mueller.

Lana Erchova, en nombre de su entonces esposo, Dmitry Klokov, le envió un correo electrónico a lvanka Trump el 16 de noviembre de 2015, ofreciéndose a ayudar en la campaña de Trump. “Si le pide a alguien que sepa ruso que busque en Google a mi esposo, Dmitry Klokov, verá quién está cerca y que ha hecho las campañas políticas de Putin”. El informe de Mueller dice: "Klokov era en ese momento Director de Comunicaciones Externas para “PJSC Federal Grid Company of Unified Energy System, una gran compañía rusa de transmisión de electricidad, y anteriormente había trabajado como asistente y secretario de prensa del ministro de energía de Rusia”.

Ivanka Trump reenvió el correo electrónico a Cohen, quien pensó erróneamente que Klokov era un antiguo levantador de pesas olímpico. (The Washington Post informó que Ivanka Trump había estado en contacto durante la campaña con un “levantador de pesas olímpico convertido en empresario”, como informó Buzzfeed por primera vez en junio de 2018). Cohen tuvo al menos una llamada telefónica e intercambió “varios correos electrónicos” con Klokov. quien se ofreció a organizar una reunión informal entre Trump y Putin. Cohen buscó la ayuda de Klokov con el proyecto de Moscú, pero el informe de Mueller dijo que Klokov le dijo a Cohen que “su divulgación no se realizó en nombre de ningún negocio”. Los dos hombres terminaron su correspondencia el 19 de noviembre de 2015, según el informe de Mueller.

Además de Sater y Klokov, el informe de Mueller dijo que Mira Duma, que conocía a Ivanka Trump de la industria de la moda, envió invitaciones en diciembre de 2015 al Foro Económico Internacional de San Petersburgo de parte de Sergei Prikhodko, viceprimer ministro de la Federación Rusa. para Ivanka y Donald Trump. Trump declinó.

El 17 de marzo de 2016, Prikhodko envió un correo electrónico a Rhona Graff, asistente de Trump desde hace mucho tiempo, “nuevamente invitó a Trump a participar en el Foro 2016 en San Petersburgo”. Ella nuevamente se negó, citando la agitada campaña.

Casi al mismo tiempo, Anton Kobyakov, a quien el informe Mueller describe como “un asesor presidencial ruso involucrado con la Fundación Roscongress”, preguntó a Robert Foresman, un banquero de Nueva York, si Trump podía hablar en el foro de San Petersburgo. “Sin respuesta, Foresman envió dos veces recordatorios a Graff, primero el 26 de abril y nuevamente el 30 de abril de 2016”, dijo el informe.

Graff reenvió los correos electrónicos de Foresman al entonces gerente de campaña Corey Lewandowski y al asesor de políticas Stephen Miller, pero no hubo evidencia de que alguien de la campaña respondiera.

Papadopoulos se reúne con Mifsud

El 26 de abril de 2016, Papadopoulos, un asesor de política exterior de la campaña, se reunió en Londres con un profesor que “entendió que tenía conexiones sustanciales con los funcionarios del gobierno ruso”, según un acuerdo de culpabilidad que Papadopoulos alcanzó con el Departamento de Justicia. En la reunión, el profesor, que luego se identificó como Joseph Mifsud, le dijo a Papadopoulos que el gobierno ruso tenía “suciedad” sobre la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton en forma de “miles de correos electrónicos”, según el acuerdo de culpabilidad.

Después de la reunión de Londres, Papadopoulos “continuó su correspondencia con los funcionarios de la Campaña” y los intermediarios rusos" “en un esfuerzo por organizar una reunión entre la Campaña y el gobierno ruso”, según el acuerdo de culpabilidad. Mifsud presentó a Papadopoulos a otros dos: una “Nacional de Rusia”, que Papadopoulos creía que tenía “conexiones con funcionarios del gobierno ruso” y “una persona en Moscú … que le dijo al acusado Papadopoulos que tenía conexiones con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia”, según al acuerdo.

“Papadopoulos compartió información sobre la “suciedad” de Rusia con personas ajenas a la Campaña, y la Oficina [del Asesor Especial] investigó si también se la proporcionó a un funcionario de la Campaña”, dice el informe de Mueller. “Papadopoulos y los funcionarios de la Campaña con quienes interactuó le dijeron a la Oficina [del Consejo Especial] que no recordaban que Papadopoulos les había pasado la información. A lo largo del período de tiempo relevante y durante varios meses, Papadopoulos trabajó con Mifsud y dos ciudadanos rusos para organizar una reunión entre la Campaña y el gobierno ruso. Esa reunión nunca llegó a pasar ".

El informe incluye una imagen de las notas manuscritas de Papadopoulos que muestran que habló con Sam Clovis, copresidente de la campaña nacional de Trump, y Walid Phares, un asesor de política exterior de la campaña, sobre los tres que asistieron a las “posibles reuniones de septiembre de 2016 en Londres con representantes”. de la ‘oficina de Putin’ ”. La delegación se reuniría“ sin el respaldo oficial de la Campaña (‘ninguna carta oficial/ningún mensaje de Trump’) ”, según las notas. El informe dijo que las notas eran consistentes con los correos electrónicos y el recuerdo de eventos de Papadopoulos.

La reunión no sucedió. En un correo electrónico enviado a Phares y Papadopoulos el 15 de agosto de 2016, Clovis dijo que no podía “viajar antes de las elecciones”, pero “alentaría a [Papadopoulos] y Walid a hacer los viajes, si es posible”. Poco después, Papadopoulos fue despedido de la campaña “después de una entrevista que dio a la agencia de noticias rusa Interfax la cual generó publicidad adversa”, dijo el informe.

El Centro para el Discurso de Interés Nacional

El 27 de abril de 2016, Donald Trump pronunció un discurso sobre política exterior en el Hotel Mayflower en Washington, DC, y prometió mejorar las relaciones con Rusia encontrando intereses compartidos, como la lucha contra el terrorismo. El evento fue patrocinado por la revista del Centro para el Interés Nacional, un grupo de expertos de derecha encabezado por Dimitri K. Simes.

En el evento, Jared Kushner, el yerno de Trump, habló brevemente con Sergey Kislyak, el embajador ruso en los Estados Unidos. El senador Jeff Sessions, quien en ese momento encabezaba el equipo de seguridad nacional de la campaña Trump, también asistió, y hubo informes de los medios de comunicación que afirmaban que habló con Kislyak durante el evento en una “reunión privada”. Pero Sessions dijo que no podía recordar haberlo hecho. asi que.

Kislyak fue uno de los cuatro embajadores extranjeros en el evento, dijo Kushner a los investigadores del Congreso en julio de 2017.

“[Nos] estrechamos la mano, intercambiamos breves simpatías y les agradecí por asistir al evento y dije que esperaba que les gustara el discurso del candidato Trump y sus ideas para un nuevo enfoque de la política exterior de Estados Unidos”, dijo Kushner. “Cada intercambio duró menos de un minuto; algunos me dieron sus tarjetas de visita y me invitaron a almorzar en sus embajadas. Nunca los acepté en ninguna de estas invitaciones y ese fue el alcance de las interacciones ".

La cuenta de Kushner es consistente con el informe de Mueller, que también dijo que no encontró evidencia de que Sessions habló con Kislyak. “Parece que, si se produjo una conversación en la recepción previa al discurso, fue una breve entrevista pública, similar al intercambio entre Kushner y Kislyak”.

El informe de Mueller también dice que Trump y Sessions no se reunieron con Kislyak después del discurso. “La Oficina no encontró pruebas de que Kislyak haya conversado con Trump o Sessions después del discurso, o que hubiera tenido la oportunidad de hacerlo”, dijo el informe.

Trump, los rusos en la convención de la ANR

Antes de la convención anual de la National Rifle Association en Louisville, Kentucky, en mayo de 2016, Paul Erickson, un estratega republicano, le envió un correo electrónico a Rick Dearborn, un oficial de la campaña de Trump, con la línea de asunto “Kremlin Connection”. Erickson escribió que “el emisario del presidente Putin” estará en la convención de la NRA y me gustaría reunirme con Trump y darle un regalo a la Sra. Trump.

“Putin es muy serio en cuanto a construir una buena relación con el Sr. Trump”, escribió Erickson. “Quiere extender una invitación al Sr. Trump para que lo visite en el Kremlin antes de la elección”. (Este y otros correos electrónicos sobre la reunión de la ANR se divulgaron en informes de inteligencia de la Cámara separados escritos por el personal republicano y el personal demócrata en marzo de 2018.)

El 16 de mayo de 2016, Rick Clay, un defensor de las causas cristianas, envió un correo electrónico a Dearborn con la línea de asunto “Obertura de la puerta trasera rusa y invitación a la cena”. Clay escribió que a Rusia le gustaría organizar una reunión privada en la convención de la ANR entre Trump y Alexander. Torshin, quien en ese momento era el vicegobernador del banco central de Rusia. (El New York Times más tarde escribiría sobre el correo electrónico de Clay, que también se incluyó en los informes del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes).

Un día después, Dearborn envió el correo electrónico de Clay a Kushner, Paul Manafort, luego al gerente de la convención de la campaña, y al asistente de Manafort, Rick Gates, calificándolo de “solicitud interesante”.

Trump habló en la convención de la NRA el 20 de mayo. Torshin también asistió a la convención y se reunió con Donald Trump Jr., quien luego le dijo al comité de inteligencia de la Cámara que habló con Torshin sobre “cosas relacionadas con disparos y caza”, y el informe del personal republicano dijo que ningún otro testigo entrevistado por el comité “proporcionó un recuerdo contrario”.

No se mencionó la reunión de Trump Jr. con Torshin en la convención de la ANR en el informe Mueller.

Reunión en la Torre de Trump

El 3 de junio de 2016, Donald Trump Jr. recibió un correo electrónico sobre información que podría ser perjudicial para la campaña de Clinton que supuestamente era “parte de Rusia y el apoyo de su gobierno para Trump”.

El correo electrónico del publicista musical Rob Goldstone dijo que la estrella del pop ruso Emin Agalarov se acercó a él en nombre de su padre, Aras Agalarov, un desarrollador inmobiliario ruso que tiene vínculos con Donald Trump Sr., incluido su concurso Miss Universo 2013 en Moscú.

“Emin acaba de llamar y me pidió que lo contactara con algo muy interesante”, escribió Goldstone. “El fiscal de rusia se reunió con su padre Aras esta mañana y en su reunión ofreció proporcionar a la campaña de Trump algunos documentos e información oficiales que incriminarían a Hillary y sus tratos con Rusia y serían muy útiles para su padre. Obviamente, se trata de información confidencial y de muy alto nivel, pero es parte del apoyo de Rusia y de su gobierno al Sr. Trump, ayudado por Aras y Emin ".

Goldstone pregunta si Donald Trump Jr. hablaría con Emin. El joven Trump responde, diciendo: “[S]i es lo que dices, me encanta, especialmente más tarde en el verano”.

El 9 de junio, el hijo, el yerno y Manafort del presidente se reunieron con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya en la Torre Trump. Goldstone, Rinat Akhmetshin, cabildero ruso-estadounidense, Ike Kaveladze, vicepresidenta de una compañía de bienes raíces rusa, y Anatoli Samochornov, traductor y ex contratista del Departamento de Estado, también asistieron a la reunión. En una declaración a los investigadores del Congreso el 24 de julio de 2017, Kushner dijo esto sobre la reunión: “Ninguna parte de la reunión a la que asistí incluía nada sobre la campaña, no hubo seguimiento de la reunión que yo conozca, no lo sé”. recuerdo cuántas personas había (o sus nombres), y no tengo conocimiento de ningún documento ofrecido o aceptado ".

El presidente negó saber algo sobre la reunión de la Torre Trump en el momento en que ocurrió. “NO sabía de la reunión con mi hijo, Don jr.”, Tuiteó el presidente el 27 de julio de 2018. “Me parece que alguien está tratando de inventar historias para salir de un atasco no relacionado (Taxi ¿taxis tal vez?) ”. Ese“ alguien ”era su ex abogado, Cohen, quien dijo a los fiscales federales y al Congreso que cree que Trump sabía de la reunión.

El informe Mueller no proporciona evidencia de que el presidente supiera de la reunión de antemano o en el momento.

“Sin embargo, en una entrevista con el Comité Judicial del Senado, Trump Jr. declaró que no informó a su padre sobre los correos electrónicos o la próxima reunión”, dijo el informe. “De manera similar, ni Manafort ni Kushner recordaron a nadie que informara al candidato Trump de la reunión, incluido Trump Jr. El presidente Trump ha declarado a esta Oficina, en respuestas escritas a las preguntas, que no recuerda” haber aprendido en ese momento 'que su hijo, Manafort, o “Kushner estaba considerando participar en una reunión en junio de 2016 sobre información potencialmente negativa sobre Hillary Clinton”.

Manafort ofrece “reuniones privadas” al oligarca ruso

Dos semanas después de ser ascendido a gerente de campaña el 20 de junio de 2016, Manafort ofreció dar “sesiones informativas privadas” sobre la campaña de 2016 al multimillonario ruso de aluminio Oleg Deripaska, según lo informado por el Washington Post en una historia del 20 de septiembre de 2017.

El Post dijo que no había evidencia de que se llevaran a cabo sesiones informativas, y el portavoz de Manafort, Jason Maloni, dijo que su cliente estaba ofreciendo una actualización de estado “rutinaria” de la campaña.

“Manafort ha alegado a la Oficina que estaba dispuesto a informar a Deripaska solo sobre asuntos de campañas públicas y dio un ejemplo: por qué Trump seleccionó a Mike Pence como el compañero de fórmula vicepresidencial”, dijo el informe de Mueller. “Manafort dijo que nunca le dio una conferencia a Deripaska. Manafort señaló que si Trump ganaba, Deripaska querría usar Manafort para promover cualquier interés que Deripaska tuviera en los Estados Unidos y en otros lugares ".

Gates, el socio comercial de Manafort, dijo a los investigadores federales que el papel de Manafort en la campaña de Trump “sería ‘bueno para los negocios’ y aumentaría la probabilidad de que Manafort reciba los aproximadamente $2 millones que le debían por trabajo de consultoría política previa en Ucrania”. El informe también dijo que Gates “creía que Manafort envió datos de encuestas a Deripaska”.

Page se reúne con los rusos en Moscú

El 8 de julio de 2016, Carter Page, asesor de política exterior de Trump, habló en la ceremonia de graduación de la Nueva Escuela Económica en Moscú. En su discurso, Page criticó la política estadounidense hacia Rusia.

Page luego le diría al comité de inteligencia de la Cámara que durante su visita a Moscú se reunió brevemente con funcionarios del gobierno ruso, incluido el viceprimer ministro ruso Arkady Dvorkovich. También confirmó para el comité que el día de su discurso en Moscú escribió un correo electrónico a los asesores de políticas de campaña JD Gordon y Tera Dahl sobre su viaje que decía: "En un frente relacionado, les enviaré una lectura pronto sobre algunas ideas increíbles y alcance que he recibido de algunos legisladores rusos y miembros de alto rango de la administración presidencial aquí ".

Pero, bajo interrogatorio, Page dijo que obtuvo esas “ideas increíbles” al escuchar el discurso de Dvorkovich y leer los periódicos de Moscú, no por sus reuniones con funcionarios del gobierno ruso.

El informe de Mueller decía esto del viaje de Page en julio a Moscú: "La Oficina no pudo obtener evidencia o testimonio adicional sobre con quién Page pudo haberse reunido o comunicado en Moscú; por lo tanto, las actividades de Page en Rusia, como se describe en sus correos electrónicos con la Campaña, no se explicaron completamente ".

El FBI había recibido repetidas aprobaciones del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, conocido como el tribunal FISA, para monitorear las comunicaciones de Page, a partir de octubre de 2016 y hasta bien entrado 2017. Pero el informe de Mueller declaró: "La investigación no estableció que Page coordino con el gobierno ruso en sus esfuerzos por interferir con las elecciones presidenciales de 2016 ".

Sessions se encuentran con Kislyak

El 20 de julio de 2016, Sessions pronunció un discurso durante un evento en la Convención Nacional Republicana en Cleveland que fue patrocinado por el Departamento de Estado, Heritage Foundation y otros. Después de su discurso, Sessions tuvo lo que luego describiría como un “breve encuentro” con Kislyak, el embajador ruso en los Estados Unidos. Al evento asistieron entre 50 embajadores, según el Washington Post, y 100 embajadores, según Heritage.

Sessions se reunió en privado con Kislyak por segunda vez en la oficina del senador el 8 de septiembre de 2016. Sessions, después de convertirse en el primer fiscal general de Trump, reconoció cuando se retiró de la investigación de Rusia en marzo de 2017 que habló dos veces con Kislyak, aunque falló para revelar esas reuniones durante sus audiencias de confirmación cuando se le preguntó si la campaña de Trump se comunicó con Rusia.

El informe Mueller, citando las declaraciones de Sessions a los investigadores, dijo que Sessions expresó su preocupación por el comportamiento de Rusia, como su agresión en Ucrania y Moldavia. “Kislyak ofreció explicaciones sobre estos temas y se quejó de las fuerzas terrestres de la OTAN en los países del antiguo bloque soviético que limitan con Rusia”, dijo el informe.

Pete Landrum, un asistente de Sessions que asistió a la reunión, recordó que Kislyak llamó a las elecciones presidenciales de Estados Unidos “una campaña interesante”. El informe continúa: "Sessions también recordó a Kislyak diciendo que el gobierno ruso era receptivo a las propuestas que Trump había presentado. fuera durante su campaña ".

No hubo evidencia de que los dos hombres se conocieron durante el resto de la campaña después de la reunión del 8 de septiembre de 2016, según el informe.

Trump pide ayuda a Rusia

En una conferencia de prensa el 27 de julio de 2016, Trump dijo que dudaba que Rusia fuera responsable de piratear la red informática del Comité Nacional Demócrata, pero invitó a Rusia a encontrar los 30,000 correos electrónicos personales que el personal de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton eliminó cuando dejó el cargo. .

“Rusia, si estás escuchando, espero que puedas encontrar los 30,000 correos electrónicos que faltan”, dijo.

Más tarde, Trump dijo que estaba siendo “sarcástico” al invitar a Rusia a encontrar los correos electrónicos. Pero, aproximadamente ese mismo día, los oficiales de inteligencia militar rusos intentaron “utilizar por primera vez cuentas de correo electrónico en un dominio alojado por un proveedor externo y utilizado por la oficina personal de Clinton”, según la acusación del 13 de julio de 2018. archivó contra 12 oficiales de inteligencia militar rusos por llevar a cabo ataques cibernéticos en las redes informáticas del Comité de Campaña del Congreso Democrático, el DNC y la campaña de Clinton.

“A lo largo de 2016, la Campaña Trump expresó interés en el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton y si aproximadamente 30,000 correos electrónicos de ese servidor habían sido destruidos permanentemente, según lo informado por los medios”, dijo el informe de Mueller. “Se contactó a varias personas asociadas con la Campaña en 2016 sobre diversos esfuerzos para obtener los correos electrónicos faltantes de Clinton y otro material robado en apoyo de la Campaña Trump. Algunos de estos contactos se encontraron con escepticismo, y nada salió de ellos; otros fueron perseguidos hasta cierto punto. La investigación no encontró evidencia de que la Campaña Trump haya recuperado ninguno de esos correos electrónicos de Clinton, o que estos contactos fueran parte de un esfuerzo coordinado entre Rusia y la Campaña Trump ".

Manafort comparte datos de encuestas con Kilimnik

En enero, los fiscales federales revelaron accidentalmente que Manafort entregó datos internos de encuestas de campaña a un socio comercial, Konstantin V. Kilimnik, aunque no estaba claro por qué o qué hizo Kilimnik con él. Un documento judicial del 27 de marzo de 2018 describió a Kilimnik como un “ex oficial de inteligencia ruso” que tiene vínculos con el GRU, la agencia de inteligencia militar rusa. El contacto ruso fue identificado en los documentos de la corte solo como “Persona A”, pero el New York Times informó que él es “Konstantin V. Kilimnik, quien durante años fue la mano derecha del Sr. Manafort en Ucrania”.

Kilimnik supervisó la oficina de Kiev para Davis Manafort Partners Inc.

El informe de Mueller, citando a Gates, dijo que “Manafort le dio instrucciones en abril de 2016 o principios de mayo de 2016 para enviar datos de encuestas internas de la Campaña Kilimnik [Trump] y otras actualizaciones para que Kilimnik, a su vez, pudiera compartirlo con los oligarcas ucranianos”.

"Gates informó a la Oficina [del Asesor Especial] que no sabía por qué Manafort quería que él enviara información de las encuestas, pero Gates pensó que era una forma de mostrar el trabajo de Manafort, y Manafort quería abrir puertas a los empleos después de que finalizara la Campaña Trump, ", Dijo el informe, señalando que la cuenta de Gates de los datos de las encuestas es coherente con los correos electrónicos que Kilimnik envió a los asociados estadounidenses.

Una vez más citando a Gates, el informe dice que los datos de las encuestas “incluyeron la discusión de los estados del “campo de batalla”, que Manafort identificó como Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Minnesota”.

Pero el informe de Mueller no llegó a ninguna conclusión sobre cómo se usaron los datos de las encuestas o por qué Manafort los compartió.

“La Oficina no pudo determinar de manera confiable el propósito de Manafort al compartir datos de encuestas internas con Kilimnik durante el período de la campaña”, dijo el informe.

La conexión de Stone con WikiLeaks, Guccifer 2.0

El 2 de agosto de 2016, Jerome Corsi, un autor conservador, le dijo a Roger Stone, un asesor informal y amigo de Trump, que WikiLeaks planea divulgar información “muy perjudicial” sobre Clinton.

“Word es amigo en los planes de la embajada 2 vertederos más”, escribió Corsi, refiriéndose al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. "Uno poco después de que regrese. 2do en octubre. El impacto planeó ser muy dañino … Es hora de dejar que más que [el presidente de la Campaña Clinton] quede expuesto como en la cama con el enemigo si no están listos para abandonar HRC [Hillary Rodham Clinton] ". (El contenido de El correo electrónico de Corsi está contenido en una declaración de delito redactada por la oficina del abogado especial y publicada por Corsi el 27 de noviembre de 2018).

Seis días después, Stone dijo durante un discurso ante la Organización Republicana del Sudoeste de Broward que se había “comunicado con Assange”. Dijo: “Creo que el próximo tramo de sus documentos pertenece a la Fundación Clinton, pero no se sabe cuál será la sorpresa de octubre”.

A mediados de agosto, Stone también intercambió mensajes de Twitter con Guccifer 2.0, que la comunidad de inteligencia de EE.UU. más tarde identificó públicamente como la “persona” utilizada por la inteligencia militar rusa para lanzar correos electrónicos pirateados a medios de comunicación y WikiLeaks.

El intercambio de mensajes de Twitter fue iniciado por Stone después de que la cuenta de Twitter de Guccifer 2.0 fue restablecida después de ser suspendida. En un mensaje, Guccifer le dijo a Stone: “por favor dime si puedo ayudarte de alguna manera”.

Stone ha sido acusado de siete cargos, incluyendo declaraciones falsas, manipulación de testigos y obstrucción. La acusación acusa a Stone de mentirle al comité de inteligencia de la Cámara sobre, entre otras cosas, "su posesión de documentos pertinentes a "la investigación del comité y “sus comunicaciones con la Campaña Trump” sobre la posesión de material de WikiLeaks que podría ser perjudicial para Clinton y su campaña

El informe redactado de Mueller no hizo referencia pública a la participación de Stone en WikiLeaks o Guccifer.

Donald Trump Jr. y WikiLeaks

El 20 de septiembre de 2016, la cuenta de Twitter verificada de WikiLeaks envió a Donald Trump Jr. un mensaje privado directo: “Un sitio anti-Trump dirigido por PAC putintrump.org está a punto de lanzarse. El PAC es un PAC reciclado a favor de la guerra de Irak. Hemos adivinado la contraseña. Es “putintrump”. Consulte “Acerca de” para saber quién está detrás. ¿Algún comentario?”

Un día después, Trump Jr. responde: “Extraoficialmente, no sé quién es, pero preguntaré por ahí”. Este fue el primer contacto conocido entre WikiLeaks y Trump Jr., que luego lanzaría este y otros mensajes directos que intercambió con WikiLeaks en Twitter del 20 de septiembre de 2016 al 11 de julio de 2017.

El 3 de octubre de 2016, WikiLeaks envió otro mensaje directo en Twitter a Trump Jr.

“Hola, sería genial si pudieran comentar/impulsar esta historia”, escribió WikiLeaks, refiriéndose a un comentario que Hillary Clinton supuestamente hizo sobre Julian Assange, el fundador de WikiLeaks. Una hora y media más tarde, Trump Jr. respondió: “Ya lo hice hoy más temprano. Es asombroso con lo que puede salirse con la suya “. (Un día antes, el sitio web conservador True Pundit escribió que Clinton en 2010 preguntó si EE.UU. podría” simplemente dronear "a Assange, citando fuentes anónimas del Departamento de Estado. Clinton dijo que no recordaba haber hecho tal un comentario.)

En otro mensaje directo en Twitter, WikiLeaks le pidió a Trump Jr., el 12 de octubre de 2016, que su padre tuiteara un enlace a correos electrónicos demócratas pirateados que se pueden encontrar en WikiLeaks: “Hola Donald, me alegro de verte a ti y a tu padre hablando de nuestras publicaciones. Sugiera encarecidamente a su padre que twittee este enlace si nos menciona wlsearch.tk. es decir, ustedes pueden hacer que todos sus seguidores exploren el contenido. Hay muchas historias geniales que la prensa no tiene y estamos seguros de que algunos de sus seguidores lo encontrarán ".

Ese día, Donald Trump Sr. tuiteó: “Muy poco recogido por los medios deshonestos de información increíble provista por WikiLeaks. ¡Tan deshonesto! Rigged system! ". El tweet no incluye un enlace a WikiLeaks, y no está claro si el tweet responde a la solicitud de WikiLeaks.

“Dos días después, Trump Jr. tuiteó públicamente el enlace wlsearch.tk”, según el informe Mueller, que de otra manera decía poco sobre las comunicaciones de Trump Jr. con WikiLeaks más allá de recapitular lo que ya se sabía.

Canal de puerta trasera a Rusia

Después de que Trump ganó las elecciones, Kushner, yerno y asesor de Trump, y el teniente general retirado Michael Flynn, asesor de seguridad nacional de la campaña, se reunieron con Kislyak, el embajador ruso, en la Torre Trump el 30 de noviembre. 2016

La Casa Blanca de Trump no reconoció que la reunión tuvo lugar hasta marzo de 2017. El contenido de la conversación no se reveló en ese momento, pero en mayo de 2017 el Washington Post informó que Kushner y Kislyak "discutieron la posibilidad de establecer comunicaciones secretas y seguras entre el equipo de transición de Trump y el Kremlin ".

En una declaración a los investigadores del Congreso el 24 de julio de 2017, Kushner dijo que Kislyak "quería transmitir información de lo que llamó sus “generales” sobre la política de Estados Unidos en Siria”. Kushner dijo que el intercambio de información no se produjo durante la transición porque ninguna de las partes pudo establecer una línea segura de comunicación.

“Pregunté si tenían un canal de comunicaciones existente en su embajada que pudiéramos utilizar donde se sintieran cómodos transmitiendo la información que querían transmitir al general Flynn. El Embajador dijo que eso no sería posible, por lo que todos acordamos que recibiríamos esta información después de la Inauguración. No ocurrió nada más", según la declaración de Kushner.

El informe de Mueller dijo que la reunión duró media hora y, en última instancia, no surgió nada.

“Kislyak planteó la idea de que los generales rusos informaran al equipo de transición sobre el tema utilizando una línea de comunicaciones segura”, dijo el informe. “Después de que Flynn explicara que no había una línea segura en las oficinas del Equipo de Transición, Kushner le preguntó a Kislyak si podían comunicarse utilizando instalaciones seguras en la Embajada de Rusia. Kislyak rechazó rápidamente esa idea ".

Aproximadamente una semana después, la embajada rusa intentó establecer una segunda reunión entre Kushner y Kislyak, pero Kushner la rechazó.

“Kushner le dijo a la Oficina [del Asesor Especial] que no quería asistir a otra reunión porque ya había decidido que Kislyak no era el canal adecuado para comunicarse con Rusia, por lo que organizó una reunión con uno de sus asistentes, Avi Berkowitz. con Kislyak en su lugar", dijo el informe.

Llamadas de Flynn a Kislyak por sanciones

El 29 de diciembre de 2016, con menos de un mes en el cargo, el presidente Barack Obama anunció “una serie de acciones en respuesta al hostigamiento agresivo del gobierno ruso contra los funcionarios estadounidenses y las operaciones cibernéticas destinadas a las elecciones estadounidenses en 2016”.

En una llamada telefónica con Kislyak ese día, Flynn pidió que Rusia se abstenga de tomar represalias por las sanciones de Estados Unidos. Kislyak acordó que Rusia “moderaría su respuesta a esas sanciones” como resultado de su solicitud, según los cargos presentados posteriormente contra Flynn por la oficina del abogado especial.

La conversación de Flynn con el embajador ruso no se haría pública hasta el 9 de febrero de 2017, cuando era el asesor de seguridad nacional de Trump. Poco después, Flynn renunció a su cargo.

Flynn luego se declararía culpable de dar declaraciones falsas a los agentes del FBI sobre dos discusiones que mantuvo con Kislyak, incluida su conversación del 29 de diciembre sobre sanciones.

Pero Flynn no estaba actuando solo. El informe de Mueller dijo que "Flynn hizo la llamada inmediatamente después de hablar con un alto funcionario del Equipo de Transición (K.T. McFarland) sobre qué comunicarle a Kislyak. Flynn luego volvió a hablar con McFarland después de la llamada de Kislyak para informar sobre el contenido de esa conversación ”. McFarland más tarde se desempeñaría bajo Flynn como asesor adjunto de seguridad nacional.

Trump ha dicho que no ordenó a Flynn que discuta las sanciones con los rusos, pero el informe de Mueller indica que el presidente electo puede haber sido consciente de que Flynn hablaría con Kislyak sobre las sanciones el día que fueron impuestas.

El informe dice que “McFarland se reunió con el presidente electo y altos funcionarios y les informó sobre las sanciones y las posibles respuestas de Rusia” aproximadamente una hora después de haber hablado con Flynn.

“El Jefe de Gabinete entrante, Reince Priebus, recordó que McFarland pudo haber mencionado en la reunión que la situación de las sanciones podría ‘enfriarse’ y no intensificarse. McFarland recordó que al final de la reunión, alguien pudo haber mencionado al Presidente electo que Flynn estaba hablando con el embajador ruso esa noche. McFarland no recordó ninguna respuesta del presidente electo”, dijo el informe. “Priebus recordó que el presidente electo consideraba las sanciones como un intento de la administración de Obama de avergonzarlo al deslegitimar su elección”.